TODO ES ENERGÍA

Al inicio de mi despertar de consciencia me di cuenta que había mucho por aprender, tenía duda si ya estaba preparada o no para leer ciertos libros, mucha gente me decía que había autores malos, autores que solo hablan sin saber y eso a veces me detenía en comprar libros. Hoy, agradezco a tanta gente que empezó a llegar a mi vida que ya tenía un recorrido en este camino y me empezaron a recomendar autores, libros, documentales, páginas.

Entre lecturas, clases de Yoga, certificaciones que fui tomando, un tema que me llamó la atención y me encantó fue la energía femenina y masculina. Es por esta razón que hoy te quiero contar un poco sobre ¿Qué es? ¿Cómo la puedo entender? ¿Cómo la puedo trabajar o equilibrar?




La energía masculina y femenina es un concepto que han venido trabajando las culturas por miles de años. Como seres terrenales, obtenemos polaridad que nos ayuda a manejar la vida en la tierra y todas las dimensiones. Estas polaridades se conocen de diversas formas, como por ejemplo:

· Femenino y masculino

· Hemisferio cerebral derecho y hemisferio izquierdo

· Yin y Yang

· Shiva y Shakti

· Ánimus y ánima



En libros como Kybalion o las leyes universales es de saberse que todo tiene polaridad. Por lo tanto, nosotros igual adquirimos dicha para poder estar en esta dimensión terrenal y manejar las actividades.

¿Y a todo esto, qué es energía femenina y masculina en concreto?

Cuando hablamos de la energía femenina, nos referimos a todo lo intuitivo, emocional, pensamientos internos, la sombra, lo intangible, “yin hace referencia a lo femenino, oscuro, blando, 48 retrógrado, etcétera,…” (Wong Kiew Kit, 2002). Es decir, en momentos donde las emociones suelen dirigir las acciones de vida, esta energía es la que está predominando y se podrá decir que hay un desbalance. Dicha energía se puede trabajar por medio de las meditaciones, terapia psicológica, terapia energética, comida (debido al ingreso de energía que tenemos con cada alimento) y rituales que te conecten con tu espiritualidad. En el término de sombra u oscuridad, lo que trabaja la energía son momentos de impulso que nos hace tomar acciones precipitadas o duras, que muchas veces evitamos arreglar o ver porque nos genera un estado de incomodidad.

En cuanto a la energía masculino, hablamos de todo lo contrario,

“La palabra «masculino» se usa generalmente para referirse a una disposición energética concentrada, orientada hacia el cumplimento de objetivos, centrada, presente y que se impulsa hacia el futuro.” (Gray, 2016). El famoso Yang, la acción, movimiento, el crear en el plano terrenal, todo aquello tangible, la luz, el fuego, lo racional. Esta energía se entenderá mucho más porque es la que más estamos acostumbrados a ver. Manejamos nuestras vidas con cuánto hemos hecho, cuánto hemos pagado, qué grado racional tenemos en la resolución de momentos de la vida. Esta energía se puede trabajar mucho cuidando momentos de descanso, priorizando actividades, organizando mejor tu día, haciendo ejercicio físico y ejercicios mentales, creando una dieta adecuada para tu cuerpo, salud física, llevando una práctica de escritura, poniendo en ejercicio tus proyectos y metas, yoga, en general cualquier actividad que implique una relación con el movimiento físico.

Te dejaré uno de los libros que puede empezar a ilustrarte estos términos:




¿Y de dónde se conocen los demás términos como Shiva y Shakti, ánimus y ánima, etc?

Poco a poco iremos tocando cada historia que te dejará más claridad, pero para empezar entender lo más básico y ponerlo en práctica es lo más importante. Consigue un diario y realiza una lista de cosas que practicarás para sentir, entender y trabajar tanto tu energía femenina como masculina. En este mundo espiritual, la práctica es tan importante porque solo así entenderemos qué es la espiritualidad, cómo funciona para ti y desde estos puntos podrás ir encontrando tu camino.

Como siempre me gusta compartir: La espiritualidad es lo más sagrado y personal que cada persona tiene y la única forma de encontrarla es haciendo para sentirse.




Con mucho cariño de mi para ti.

Si tienes en mente un tema que quieras hablarlo en el BLOG comenta abajo o manda un DM a @shantiutpala en Instagram

Referencias:

Kiew, W., 2003. El Gran Libro De LA Medicina China. Urano.

Gray, J., Ardagh, A. and Buen, B., n.d. El hombre consciente.


14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo